Esta cerámica surge de la ilusión y el interés de una pareja de artesanos, que en el año 2000 comienzan a formarse en la Escuela de Cerámica Della Robbia, y donde tras años de estudio, trabajo y experiencia adquieren y perfeccionan conocimientos de alfarería, escultura, esmaltes y pintura cerámica, que desembocan en la creación de su propio taller.

Dándole continuidad al origen de la cerámica, donde antepasados nuestros mezclaban la necesidad del uso de recipientes con la necesidad de expresión artística y creativa. Ésta sigue siendo nuestra intención, que mediante oficios tan antigüos e interesantes como son la alfarería y la pintura,  hagamos del barro un recipiente bonito donde poder tomar nuestro alimento.

Abrir chat