Sonia. Esmalte fuego

Sonia, diseñadora de joyas de esmalte al fuego sobre metales.

Empecé en la Artesanía por casualidad. Vivía en Nápoles por aquella época, y entablé amistad con un artesano que trabajaba el metal, el cobre y la plata, y vendía sus piezas en un mercado del centro histórico de la ciudad. Me quedé tan impresionada con sus piezas, me parecieron tan bellas, que un día le pregunté si querría enseñarme algunas de las técnicas que practicaba.

Así aprendí a seguetear, a martelar, a soldar el cobre y la plata.

A mi vuelta a Sevilla, la curiosidad seguía latente. Quería aprender más y más…
Encontré artesanas locales con las que empecé a compartir taller, y que siguieron enseñándome técnicas nuevas para mi.
Continué trabajando el metal, pero quería pasar a una nueva etapa, quería entrar en el mundo del color, por eso me decanté por la técnica del esmalte al fuego.

El esmalte es color y luz, se trata de jugar con esos dos parámetros, nada más.

Lo que me fascina de la Artesanía es que te permite concretar a través de las manos las ideas que se te pasan por la cabeza. Te permite crear, y expresarte. La artesanía es un lenguaje en si, como la música, o la cocina…te permite comunicarte y crear vínculos con el mundo que te rodea, te abre puertas a culturas diferentes, y en el caso de la Artesanía hacer perpetuar en el tiempo técnicas ancestrales.

La artesanía hace que las culturas se mantengan vivas, que los saberes no se pierdan. En definitiva, el metal y el esmalte al fuego aportan frío y calor, color…luz a mi vida. “

Abrir chat